fbpx

Fuerza y sentimiento

Lo confieso, la primera semana no pude moverme del sofá (frente al televisor), sintiendo que era partícipe de una película de ciencia-ficción.

De repente, los problemas cotidianos o económicos se convirtieron en algo pequeño ante la gravedad de lo que estaba viviendo.

Alucinante: despertar, acordarte y no dar crédito a lo que estaba pasando.

Ser consciente de que eres un privilegiado al escuchar historias desgarradoras y saber que los tuyos están bien (pa’ volverse loco).

Y es aquí cuando creo que sale el instinto, porque he de confesar que tras otra semana de transición decidí “cortar por lo sano” empezar a hacer cosas; centrarme en nuevos proyectos e intentar desconectar o mejor dicho, dosificar el dolor, el miedo, la confusión y el chorreo de noticias que me llegan por distintos medios.

Por ello empecé a organizar mi tiempo y entre otras cosas, me dio por abrir y ordenar el contenido de media docena de cajones a los que sólo acudes para meter cosas, ignorando lo que llevan dentro. Y llegaron los descubrimientos: objetos, fotos, recortes y escritos que no veía desde hacía…, ni me acuerdo; el origen de la historia y la prueba fehaciente del “transcurso del tiempo”. Recuerdos que me confirman el porqué de la “locura” que llevo dentro, y de la que Sobrino Sobrado o Fómic son buenos ejemplos. Y dadas las circunstancias, os animo a que abráis uno de esos cajones que tod@s tenemos olvidados.

Lo que nos espera va a ser muy duro y necesitaremos recordar de donde venimos, quienes somos y armarnos de toda nuestra fuerza y sentimiento para hacer frente a lo venidero. Estar preparados para lo que esté en nuestras manos y asumir con paciencia, lo que se escape de ellas. A mi juicio, ser disciplinados con nosotros mismos va a ser esencial, porque vamos a vivir un antes y un después de esta tragedia y hoy, estamos obligad@s a aprovechar éste “impasse” en el que nos encontramos. Tenemos que estar fuertes para cuando llegue el momento.

Probablemente “consejos doy y para mí no tengo”, pero es la ventaja de tener un blog y escribir lo que pienso. A mí al menos me ha funcionado; he conseguido cierta dosis de “autoestima” al ver los viejos recortes que hoy comparto con vosotr@s.

Y ordenando cajones, parece que he amueblado un “poco” mi cerebro.

Por primera vez…

… escribí un Guión de Cómic

(Pamplona/Barcelona, 1984)

Escribí “Galeria de Arte” y dos años después “El viaje de Sara”, participando como dibujante en la exposición “Cómic de Navarra” organizada por “Hamelin” como parte de los Festivales de Navarra celebrados en el Castillo de Olite; compaginando dicha actividad con la de compositor y cantante del dúo “Boe” con Miguel Ángel Iriarte.

Y ahora me doy cuenta de porqué utilicé en un Fómic reciente, la imagen extraída de un cómic del pasado (“Homenaje a Patrick Nagel”).

… publiqué una Tira de Cómic

(Pamplona, 1984)

Siempre me quedaba alguna asignatura para septiembre y por ello, publicar una tira de cómic en la revista de los Cines Gollem, obteniendo como pago un “pase mensual” para poder ir al cine, cada día y acompañado de una persona: fue una de las mejores cosas que me pudo pasar en aquella época.

Y firmaba la tira como “Astoreka”, en honor a una prima de mi padre (Lore) que falleció en Natxitua (Ea); una mujer impresionante para su tiempo, que murió muy joven y de la que me contaron historias merecedoras de otro blog.

… participé en un Rally Fotográfico.

(Pamplona, 1984)

En el mes de noviembre de ese mismo año, participé en el Rally Fotográfico organizado por el “Diario de Navarra”; toda una experiencia que disfrute con mi Canon AV-1 colgada del cuello.

Mira que soy “diógenes”, pero no encuentro el diploma acreditativo que me entregaron; en todo caso, ahí me tienes, en primera línea, fotografiando algo que no recuerdo, con ese dedo de “Garfio” que me sigue acompañando.

… y diseñé un Cartel con “público”

(Pamplona, 1986)

A finales de ese año, los compañeros de 5º de derecho me encargaron el cartel de una de las fiestas de fin de curso, concretamente la del “Harry’s Bar”.

Confieso que el recuerdo es borroso (han pasado muchos años): intuyo la entrada por un pasillo y al girar, el fiestón lleno de gente, pero sé que estuvo muy bien.

En esta ocasión el cartel lo firme como “Iñigo”, conociéndome, seguro que para dejar constancia de quién lo había hecho (cosas de la edad).

Es curioso lo que sientes cuando comparas dos diseños hechos por ti (por ejemplo, el de la citada fiesta con el cartel de “Otxomaio 2010”); es como entrar en una pequeña cámara del tiempo, con una diferencia de 24 años entre uno y otro, y al verlos, te planteas un poco la evolución de tu propia persona (“…del blanco y negro al color”).

Y por esos recuerdos, por lo que llevamos dentro y por lo que nos queda por hacer, tenemos que estar fuertes y preparados, hoy desde casa, para cuando llegue el momento.

Cuidaros mucho, por favor.

PD: Todas las imágenes que os acompaño aparecieron en los citados “seis cajones”.

MARCA 02

IÑIGO ARRIZABALAGA ITURMENDI

1 comentario en “Fuerza y sentimiento”

  1. Querido amigo , como ha pasado el tiempo, pasando cerca de tu Amurrio volví a acordarme de ti. Tengo ganas de darte un abrazo . Soy oscar de Pamplona. Me puedes enviar un correo y vemos la manera de retomar el tiempo que ha pasado? oscar@turbical.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba